Niños y niñas de las cuatro zonas de la entidad con mayor rezago, así como pacientes menores de edad del Hospital Central, recibieron el cariño y la fraternidad del Gobierno de Ricardo Gallardo Cardona y la sociedad a través de miles de juguetes.

En una muestra más del cambio que el Gobierno de San Luis Potosí implementa a favor de las familias potosinas, en especial las más desprotegidas, que también son resultado de la herencia maldita, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) dibujó sonrisas y alegría en los rostros de más de 43 mil niñas y niños de las cuatro regiones del Estado, al obsequiarles juguetes de calidad que en esta Navidad donaron mujeres y hombres dedicados a la función pública, al comercio y la actividad empresarial, así como ciudadanía en general.

Dicha actividad altruista estuvo enmarcada en el programa “Regalos con Amor”, que recién culminó y significó esperanza y solidaridad para niñas y niños de comunidades de alta marginación en esta Navidad, así como un aviso de parte del Gobierno encabezado por Ricardo Gallardo Cardona de que las cosas cambiarán a favor de las familias más necesitadas de San Luis Potosí.

Bicicletas, pelotas, muñecas, carritos, juegos de trastes, peluches y juegos de mesa, así como dulces y fraternidad fueron entregados por brigadas del DIF Estatal en 25 comunidades de las cuatro regiones del Estado y del área infantil del Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”.

Ruth González Silva, presidenta honoraria del DIF en San Luis Potosí, mencionó que fueron recolectados 43 mil 758 juguetes y repartidos en localidades como Ejido Rancho Nuevo, Tantizohuich, Ocuiltzapoyo, Barrio Cuayo, Tandzumatz de la Huasteca Potosina; Gallos Blancos, Bustamante, El Coyote de la zona Altiplano; Cañada de Santa Gertrudis, Las Magdalenas, Cuesta Blanca de la zona Media; Capulines y San Juanico El Chico en la capital potosina, por mencionar algunas.  

Mostró su total agradecimiento a las instituciones gubernamentales, asociaciones civiles, empresarios y a la población en general, por lograr una cifra destacada de regalos que fueron llevados a la niñez más vulnerable y olvidada por el desinterés de administraciones pasadas, cuyas omisiones son llamadas la herencia maldita. “Es un orgullo ser potosina y vivir rodeada de gente de gran corazón, hoy culminó la entrega de juguetes para nuestras niñas y niños que no tenían la oportunidad de recibir un regalo en Navidad, a todas y todos nuestros benefactores ¡40 mil gracias!”, expresó González Silva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *